jueves, 6 de junio de 2013

¡Indulto para Maria del Carmen García! La mujer que mató al violador de su hija

Cuando somos madres o padres, entendemos del todo el nivel de amor que podemos llegar a sentir por nuestras hijas. Jamás permitiríamos que nadie les pusiera las manos encima, que cualquier criminal asqueroso les pudiera hacer daño.
 
Algo así le sucedió a María del Carmen García en Benejúzar, un pueblo de Alicante, cuando un sinvergüenza sin escrúpulos violó a su hija de tan solo 13 años.
 
A los pocos días el individuo fue detenido y juzgado, pero gracias a una justicia permisiva y miope fue liberado a los pocos años, muchísimo antes de cumplir la condena.
 
El repugnante tipejo volvió al pueblo donde cometió el delito machista, encontrándose en la puerta de un bar con María del Carmen, a la que con tono irónico y burlesco, le preguntó que como estaba su hija.
 
La pobre mujer se quedó helada ante las palabras humillantes de este psicópata violador, no pudo asimilar que la asaltara en plena calle, para hacerle recordar con su monstruosa media sonrisa un hecho tan fuerte y traumático, que ha marcado tristemente para siempre la vida de su niña y de ella misma.
 
Esta madre coraje enrabietada, indignada, enajenada, corrió a la gasolinera más cercana, compró una garrafa de gasolina y entró al bar donde se encontraba el violador de su hija, rociándolo con el líquido inflamable y prendiéndole fuego. El criminal murió a los pocos días como consecuencia de las gravísimas quemaduras.
 
La enormemente desprestigiada “justicia” española condenó a María del Carmen a varios años de cárcel, de la que ya ha cumplido un año, simplemente por defender y vengar lo que le hicieron a lo que más quería en su vida.
 
Infinidad de organizaciones sociales y políticas de todo tipo han pedido estos días al gobierno español de la troika, presidido por Mariano Rajoy y sus mariachis del recorte, un indulto. Que se tenga en cuenta el estado de enajenación de esta madre ante las provocaciones del abusador sexual.
 
Pero la respuesta del gobierno del PP ha sido un “NO” rotundo, que el Ministerio de Justicia ni siquiera ha justificado ante la opinión pública, demostrando la insensibilidad de un gabinete de mamporreros “sobrecogidos”, capaces de indultar a criminales kamikazes como el de Alcira, a condenados por homicidio como el asesor de la alcaldesa, Ana Botella, Carromero, a ejecutivos y banqueros metidos hasta el cuello en robos millonarios y escándalos de corrupción, entre otras vergonzosas decisiones, que han dejado en la impunidad a multitud de delincuentes y asesinos.
 
Una madre destrozada no entra en sus limitados parámetros mentales. Los indultos solo son para los amigachos y familiares del partido de Bárcenas y “El bigotes”, para los millonarios, para los que defienden los bufet de abogados del hijo del ministro meapilas antiabortista. No son para quien merece estar libre, después de haber sufrido la violación de la personita que llenaba y llena su universo.
 
Así funciona este impresentable gobierno, con una frialdad sepulcral, más propia de los regímenes más crueles del planeta, aquellos que condenan y lapidan a las mujeres, obligándolas a vivir encerradas de por vida dentro de un humillante burka.
 
Si me pasara lo mismo que a María del Carmen actuaría de la misma forma. Si nadie me detuviera, me parara, sería capaz de asesinar a quien le haya hecho esa barbaridad a un ser tan amado.
 
De lo que estoy seguro, segurísimo, es que lo que le ha pasado a Mari Carmen es comprendido, asimilado, más que justificado, por la mayoría de las personas de buena voluntad que no conciben este tremendo acto de injusticia.
 
Las instituciones del estado español dejaron libre a este violador, después de cometer esta tremenda aberración con una indefensa menor. El se lo buscó, el se lo ganó a pulso, al tratar de humillar y burlarse de una madre destrozada.
 
Esta petición de indulto va más allá de las leyes y los gobiernos, es un gesto de amor y de justicia con todas las madres y padres, con quienes luchamos hasta el final de los días por el bienestar y la dignidad de nuestra querida descendencia.
 
 

26 comentarios:

  1. En México sabemos mucho de feminicidios y violaciones que el propio estado corrupto ampara y protege. Lo que no imaginé nunca es que en España sucediera lo mismo y se condenara a quien sufre el dolor. Todo mi apoyo solidario con María desde Tijuana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el Paraguay digo lo mismo que anónimo,pero me siento conmocionado por la falta de entereza de los padres que permiten como varones que estas bazofias puedan circular libremente.Esta madre TIENE que estar libre,

      Eliminar
  2. Hola Francisco,

    No te conocía, he venido hasta aquí por un enlace encontrado en otro sitio. Viendo tu perfil y leyendo por encima parte de tu blog me sorprende que defiendas el indulto para este caso. Como digo, leyendo tu blog y tu perfil coincidimos en casi todo, por no decir en todo. Me identifico con todas las viñetas colgadas en la columna de tu blog, o con casi todas. No entiendo, por tanto, cómo puedes defender el quemar viva a una persona por muy despreciable que ésta sea. Entendería que por tu forma de pensar defendieras el Estado de derecho, o en su defecto, el mejorarlo, pero nunca destruirlo al defender un indulto de un crimen tan terrible como es un crimen por incendio (una de las peores muertes que puede tener un ser vivo). Sé que me vas a decir que no defiendes el quemar a una persona viva, sino que defiendes este indulto al considerar que la madre actuó movida por la rabia, la ira, la desesperación o la enajenación, tal como dices en el artículo. Pero su acción propició la muerte más terrible que puede tener un ser vivo. Si defendemos estas actitudes sentaremos un precedente muy peligroso. En un Estado de derecho el imperio debe ser la ley. Tomarnos la justicia por nuestra propia mano puede ser un acto comprensible en muchos casos, seguramente en éste lo es, pero también seguramente es comprensible en otros muchos casos, en infinidad de casos, pues lo que lo convierte en comprensible es el sentimiento de dolor de la parte afectada, es decir, de la familia de la vícitima o de la propia víctima si ésta no fue una víctima mortal, como es el caso que nos ocupa. Pero si justificáramos el ojo por ojo destruiríamos por completo el Estado de derecho.

    También creo que es bueno conocer más a fondo este caso. Para exponerlo de manera más sencilla voy a copiar y pegar unos post que he encontrado en un foro del diario Público de la época en que se pidió por primera vez el indulto para María del Carmen en 2011. Es una conversación, o discusión, entre foreros. Lo expondré en los siguientes comentarios. Podría poner el enlace directamente, pero al haber muchos comentarios, la mayor parte de ellos de no tanta relevancia, creo conveniente pegarlos aquí, aunque sea bastante largo.
    Yo ya me despido dándote la enhorabuena por tu blog y por tu manera de pensar, aunque en este caso no coincidamos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tras los seis primeros post de foreros en los que todos parecen defender el indulto aparece el forero “Rocksana” diciendo lo siguiente:

    Rocksana:
    Suenan ustedes igual que los oyentes de Intereconomía o de Federico Jiménez Losantos.

    Por malo que fuera lo que hizo el asesinado, no debe uno tomarse la justicia por su mano.
    Y por mal que les pese a ustedes, el indulto no debe concederse porque uno comprenda las motivaciones del criminal, pues así, pronto nos íbamos a encontrar como en el Wild West.

    La condena ya fue lo suficientemente leve (cinco años por un asesinato mediante incendio, una de las maneras más horribles de morir) y de ella sólo ha cumplido un año. No consta arrepentimiento, no consta enmienda, no consta reparación (en caso de que existan herederos del violadior, cuya vida también habrá quedado destrozada...)

    Dotor Extraño:
    Perdon ¡¡pero este sujeto violo a una niña de 13 años¡¡, y por mas inri se recreo en el sufrimiento de la familia. Ese individuo no deberia ni haber debido salir de la carcel.
    Wild west ya lo tenemos, solo hay que ver como toda la ralea criminal que hay suelta por las calles campa a sus anchas y los ciudadanos en lugar de ver como la justici los defiende de estos criminales encima deja mas indefensos a gente honrada.
    Lo siento pero las palabras que algunos utilizan para intentar justificar lo injustificable sacan de mi interior cosas que por educación al resto de los lectores no voy a reproducir en este comentario.

    Rocksana:
    Aquí nadie debe justificar lo injustificable.
    Yo no justifico la violación ¡ni mucho menos!
    Pero no justifiquéis tampoco un asesinato.
    Una sencilla búsqueda en Internet arroja una visión ligeramente diferente sobre el caso que presentan los familiares y amigos de la peticionaria del indulto.

    sigue en el siguiente comentario...

    ResponderEliminar
  4. El relato de Mari Carmen, básicamente, es que:

    "esa mañana, cuando estaba sentada en la parada del autobús, junto a la gasolinera del pueblo, oyó una voz que le decía, "Buenos días señora. ¿Qué tal su hija?". Alzó los ojos y vio ante ella a Antonio Cosme. El hombre que le había robado la paz y la alegría al violar a su pequeña Verónica, en octubre de 1998, cuando la niña tenía 13 años. ¿Qué hacía libre en Benejúzar cuando ella lo creía preso en la cárcel de Alicante II?
    ...
    Mari Carmen llenó con un euro de gasolina una botella de agua y se presentó en el local. Allí, para sorpresa y estupor general, roció a Antonio con el líquido y lo prendió fuego con una cerilla. "


    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Benejuzar/cree/justicieras/elpepisoc/20100626elpepisoc_4/Tes

    De ahí lo de "chuleta", supongo.

    Los tribunales aceptaron la tesis de Mari carmen, aceptaron los atenuentaes, y de ahí la condena tan leve.
    Sin embargo, amigos, no es eso lo que se dijo (ni la versión de Mari carmen) en los primeros momentos.

    Repasemos la prensa del momento:

    "la hija de la supuesta agresora entró en el bar Mari, en la localidad alicantina de Benejúzar.
    Allí se encontró con Ramón (alias Pincelito), quien la había violado en 1998, cuando contaba con 13 años de edad. Acto seguido, salió del establecimiento para avisar a su madre. Después de acudir al lugar, la madre roció con gasolina al hombre, le prendió fuego y huyó.”


    http://www.20minutos.es/noticia/33833/5/violador/benejuzar/quemado/

    Un relato diferente ¿verdad? tenemos una violación, cierto, una condena en cumplimiento, y una familia en busca de venganza. ¿Enajenación transitoria, cuando la madre es avisada por la hija, compra gasolina, y rocía al violador?
    ¿Podemos ver de algún testigo imparcial?

    Continúa en el siguiente comentario...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sea cual sea el relato,la madre hizo lo justo.Lo que me subleva es que los varones del pueblo,no hayan tenido en cuenta que sus hijas TAMBIEN corrian peligro con esea bazofia.Yo lo hubiera destrozado.

      Eliminar
  5. ¿Podemos ver de algún testigo imparcial?

    Bueno, tal vez el dueño del bar...

    "el dueño, Antonio Fernández, que dice tener todavía pesadillas. "No es cierto que esa mujer sea una especie de madre coraje", dice. "El hombre entró ahí, se sentó, y no provocó a nadie". Fernández lamenta no haber llamado a tiempo a la policía, como le aconsejó aquella mañana su mujer. "Antes de que viniera Mari Carmen, entró su hija Verónica y se quedó mirando a ese hombre". Ahí debió actuar él, piensa ahora. La joven se fue enseguida. Luego, entró la madre y ocurrió la tragedia. "Ella es difícil. Ha tenido juicios ya con todas las vecinas", dice un hombre mayor, que está sentado en la barra."

    Así que parece que la supuesta provocación del violador a la madre de su víctima es posible que no sea sino una mentira urdida con su abogado y los peritos de la defensa para dar más peso a la enajenación mental transitoria.
    Por otro lado, en la noticia no se recoge que la irresponsabilidad de Mari Carmen al rociar de gasolina y prender fuego al violador causó graves lesiones por quemaduras a otra persona que estaba en el bar sin tener relación alguna con los hechos.

    Ni que dejó mujer y tres hijos, cuya vida, digo yo, también habrá quedado destrozada

    Insisto. Esta mujer, posiblemente, ya ha salido bien librada con la reducción de la condena del Supremo.
    Y no justifico una violación. Pero no podemos ir matando gente porque han hecho daño a los nuestros o a nosotros mismos

    Y háganme el favor de no ser tan crédulos con las historias urdidas por los abogados/psicólogos/prensa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No justificas la violación? Falta que lo digas nomás.

      Eliminar
  6. Mordillo:

    Veamos. es malo que esa señora se tomase la justícia por si misma...pero por otro lado poneros en su lugar... es difícil mantener la serenidad... no hubieran tenido que darle ningún permiso a este criminal y menos permitirle que fuera al mismo pueblo que la víctima... se supone que hay sistemas para impedir que los violadores se acerquen a sus victimas.

    Supongamos que lo que dice Rocksana es cierto, que eso solo es teoría. Este señor casado y con hijos viola a una muchacha que claramente por edad podría ser su hija, la familia de este hombre sufre por ello, perola familia de la victima tiene que vivir con las secuelas de los actos de un pederasta violador.

    Nadie pide que resarzan a la familia de ella, solo que seamos humanos y nos pongamos en su lugar, si yo tuviese una hija y le huboera pasado eso y me topara con el desgraciado o me dijeran que en lugar de estar en la carcel estaba en u bra de la localidad tan tranquilo es muy probable que hubiese perdido la cabeza, cuando te tocan un hijo las cosas no se ven en tonos de gris.

    ResponderEliminar
  7. Rocksana:

    Vamos a ver, amigo Mordillo.

    Si yo entiendo lo que quieres decir.
    De hecho, los jueces lo entendieron también, y han sido sumamente benévolos con la asesina (porque condenada por asesinato está, de la misma manera que el muerto, condenado por violación fue).

    En algún enlace de los que he puesto figura tambien que el juez no dictó contra ella prisión provisional.

    Eso es sumamente raro en un caso con venganza de por medio, cuando la familia de la víctima lo pide por temer que la presunta asesina se continúa vengando con ellos.

    Pese a los testimonios en contra (luego hablaremos de si es "teoría" o no) cree la palabra de la acusada sobre una provocación previa, lo que hace verosímil el peritaje de "enajenación mental transitoria".

    La primera condena, de nueve años, es reducida a cinco por el Supremo. Es levísimo para una condena por asesinato con incendio, te lo digo yo, y sólo es comprensible si aceptamos que los jueces han actuado con toda la benevolencia admisible..

    La sentencia es recurrida, incluso llega al Constitucional, pero ya no ha más lugar a atenuar la condena.

    Entonces, con un sólo año cumplido, se solicita el indulto.
    Ahora dime: ¿No debería ser el indulto una medida EXCEPCIONAL, destinada a usarse sólo cuando se está seguro de que hay arrepentimiento, reparación del daño causado, propósito de enmienda?

    Vemos que en el caso de esta mujer, hay bastantes sombras en la historia sobre una provocación previa del violador, que daría lugar a una "enajenación"

    También te digo (también está en algún enlace) que no hubo penetración, y sólo posteriormente, gracias a un hisopo con semen del violador, se demostró su culpabilidad. Me imagino que no te sorprenderá que la mujer del vioilador cree que todo fue una patraña,. y que tal prueba fue colocada a posteriori por los peritos del Tribunal.

    Continúa en próximo comentario...

    ResponderEliminar
  8. todo fue una patraña,. y que tal prueba fue colocada a posteriori por los peritos del Tribunal.

    ¿Qué, aceptamos que ahora un hijo del violador pegue fuego a la asesina porque cree que no se ha hecho justicia?
    Porque, por último, dices no creerte lo que yo digo, dices que "en teoría" puiede ser cierto.

    ¿Por qué te crees entonces la noticia periodística?
    Te recuerdo que el que acepta la verdad judicial, la condena a cinco años, impuesta por el Supremo, ratificada por el Constitucional, soy yo.

    De alguna manera, los jueces han considerado que esta muejr, pese a atender su caso con toda la benevolencia posible, merece cinco años de prisión.

    Sois vosotros quienes queréis que se aplique una medida de gracia excepcional a una persona basándoos en una historia que, al menos en uno de los puntos, parece inventada.

    ResponderEliminar
  9. Mordillo

    entonces hemos de suponer segun tu comentario (crees que hubo premeditación) que esta señora estuvo esperando a que soltaran al violador de su hija y que en cuanto se entero de que estaba en la calle, fue a por el y se lo llevo por delante.

    Yo no defiendo la actuación de esa mujer, pero la entiendo y pido clemencia para ella, porque creo que con el tiempo que ha pasado en la carcel ya ha tenido suficiente.
    Opino que las leyes de este pais, hasta cierto punto son demasiado permisivas con segun que tipo de delitos, este hombre cometio un crimen abobinable y fue puesto en libertad provisional y sus actos destrozaron la vidsa de una persona y sus seres queridos, no veo porque no se puede aplicar el mismo criterio para la madre de la victima.

    ResponderEliminar
  10. Pinchito:

    La justicia de este país no hay quien la entienda: A esta señora le echan cinco años y medio de cárcel por quemar vivo y matar a un hombre, y sin embargo condenan a seis años y tres meses de cárcel a un chico que le pegó una paliza a una exnovia que le iba detrás, lo acosaba, interfería en una nueva relación sentimental del chico, y no lo dejaba vivir.

    http://diariojaen.es/index.php/menujaen/25-notlocales/31976--63-anos-de-carcel-para-el-vecino-de-rus-que-pego-y-retuvo-a-su-exnovia

    ResponderEliminar
  11. Mordillo:

    @Pinchito

    creo que ese caso es totalmente distinto, y si ella era una acosadora la solución desde luego no es hacer lo que le hizo ese animal.
    La condena me parece desproporcionada, pero el castigo desde luego se lo merece

    Pinchito

    Ya, te lo parece a ti, pero ¿no te parece un poco raro más años de cárcel por romper un diente y causar unos hematomas en la cara que por quemar vivo y matar?

    Rocksana
    En el fondo, no deja de ser la vieja distinción agravada estos años con el bibianismo- de los delitos simpáticos y antipáticos.

    OJO, que yo no defiendo que existan unos delitos más tolerables según quién los cometa o quién los sufra.
    Al revés, yo defiendo que un asesinato es un asesinato.

    Examinemos las circunstancias agravantes, atenuantes y eximentes (cosa que deben realizar los jueces). Pero no si el asesino es o no un blanco, o el asesinado es o no un inmigrante.

    Pongamos por ejemplo, fuera del tema que nos ocupa, la AVT.

    Continúa en próximo comentario...

    ResponderEliminar
  12. Pongamos por ejemplo, fuera del tema que nos ocupa, la AVT. Intereconomía, Pedro Jota, Federico... La Caverna. Para La Caverna, como sabéis, hay terrorismo más punible (el de ETA) que otro (el islámico) e, incluso, el terrorismo contra los inmigrantes, por odio racial, o contra los anarquistas, okupas, etc, casi no es delito.

    Y otro ejemplo que podemos comentar es el maltrato, considerado mucho más importante si la que lo sufre es una mujer (como es lo más frecuente) que un hombre (que generalmente se niega, generando indefensión).
    Algo así ocurre con la violación.

    La violación es un delito grave, gravísimo, pero tiene un castigo determinado en el
    Código Penal, y es el que hay que aplicar.

    Aclaro que en el caso que nos ocupa no hubo penetración, y se consideró violación por la juventud de quien lo sufrió y una serie de circunstancias, siempre como ya he dicho benevolentes hacia la menor que sufrió el abuso, de manera que, por ejemplo, la defensa del violador, y su familia, siempre consideró que se había cometido una injusticia, que debería haber sido considerado abusos deshonestos. Vean los artículos del CP español correspondientes

    http://noticias.juridicas.com/base_datos/Penal/lo10-1995.l2t8.html#c2

    El caso es que, desde hace unos años, los delitos contra la libertad sexual son considerados por la prensa y la sociedad mediatizada por la prensa, a su vez- con una severidad inusitada. Y no les resto importancia. Quiero decir que no es serio considerar que una violación es peor que un homicidio o un asesinato.

    Continúa en siguiente comentario...

    ResponderEliminar
  13. ... Quiero decir que no es serio considerar que una violación es peor que un homicidio o un asesinato.

    Yo tengo una hija, y desdeluego no quiero que la violen, pero menos aún que la asesinen.

    Y también tengo un hijo, y tampoco quiero que lo violen, y menos aún que lo asesinen.

    Pero, curiosamente, y quizás en lo único que está de acuerdo la sociedad machista de antes y la hembrista de ahora es que los delitos contra la libertad sexual a la mujer requieren sangre. El padre al que habían violado a la hija mataba al violador y la sociedad le disculpaba. Ahora es la mujer violada.

    Créanme; no disculpo el delito; que cumplan el delito que marca la ley, y que lo cumplan íntegro, si ustedes quieren; pero no tiene lógica elevar a los grados de peor delito del mundo a los delitos contra la libertad sexual, porque no lo son. Los peores, posiblemente (y aún no me atrevería a asegurarlo) son los delitos contra la vida, pues no hay posibilidad de recuperar una vida que se ha perdido.
    Por supuesto, los delitos sexuales contra los varones son vistos de otra manera, aunque sólo sea porque, en muchos casos, son homosexuales. No olvido que en este caso se trataba de una niña, pero recuerdo y no hace tantos años; unos quince- cuando gravísimos casos de abusos sexuales en el Servicio Militar Obligatorio eran despachados como novatadas y condenados a pocos meses de cárcel.

    Continúa próximo comentario...

    ResponderEliminar
  14. ... y condenados a pocos meses de cárcel.
    Hagan un ejercicio mental y sustituyan, en esta noticia, la violación de la niña por una asesinato de un niño de 13 años, un varón; piensen en las contradicciones sobre la historia; piensen en la manera de preparar y ejecutar el asesinato (repito; el incendio SIEMPRE ha sido una manera de muerte tan horrible que, por sí sólo, definía un asesinato); se juzga al padre/madre por asesinato, no se le aplica prisión provisional; se da crédito a su versión y a sus peritos por encima de los de la acusación; se le condena sólo y pongo las comillas intencionadamente- a cinco años, de los que sólo pide uno antes de pedir medidas de gracia...

    ¿cree usted que los periódicos se harían eco de una petición de indulto? Mejor aún ¿creen ustedes que, en caso de no tratarse de un delito relativamente bien visto se pediría el indulto o habría alguna posibilidad de lograrlo?

    Por último; nos encontramos en un Estado de Derecho, donde los inocentes y culpables, los violadores y los asesinos, y sus familias, tienen derecho a justicia.

    ¿Estamos seguros que con el indulto estamos haciendo Justicia, no sólo con el violador y la asesina, sino también con la familia?

    ¿Qué haremos si un hijo del muerto decide pegarle un tiro a la asesina? ¿Habrá que "comprenderle" también?
    Repito por enésima vez: no estoy disculpando una violación; pero el delito que cometió la asesina me ofrece las suficientes dudas como para no aplicar el indulto.

    Continúa en próximo comentario...

    ResponderEliminar
  15. Repito por enésima vez: no estoy disculpando una violación; pero el delito que cometió la asesina me ofrece las suficientes dudas como para no aplicar el indulto.

    Mordillo, A ver,

    ¿Dónde lee usted en mis comentarios que yo crea que hubo premeditación?

    NO hubo premeditación. Al menos, no se demostró desde un punto de vista jurídico. De haberla habido, uin asesinato tan cruel como el que se llevó a cabo, no hubiera sido despachado sólo con una condena de cuatro años.

    Lo que sí hay, son testigos que niegan el relato que relató la acusada en el juicio y ha llegado últimamente a los medios de comunicación:_ "El violador, en actitud chulesca, se acercó a la madre de su víctima y le preguntó ¿Qué tal está tu hija?"

    Hay testigos PRESENCIALES que, en entrevista periodística, afirman haber visto al violador sentado, sin provocar ninguna situación conflictiva, y la víctima de su violación, salir y advertir a su madre; la acusada compró una garrafa de gasolina, se la tiró por encima y provocó un incendio que causó la muerte del violador y lesiones graves a otra persona, aparte de destrozos graves en el bar.

    Esta versión, desde luego, es la que ha defendido la familia del muerto -que también, ojo, defendió la inocencia del violador- y concuerda con las primeras informaciones periodísticas del suceso.

    No es la versión judicial, que es la que yo acepto.
    El caso ha sido juzgado por tres instancias judiciales -cuatro, si lo fue también por el TSJ de su comunidad)- incluyendo las más altas instancias y no aprecian motivo para condenar a la acusada a una pena menor de cinco años.
    Que, le aseguro, es una pena MUY LEVE para un asesinato por incendio, en el que la provocación previa es dudosa (siendo generosos con la acusada); y en el que, posiblemente, media una secuencia temporal de bastantes minutos y una cadena de actos compleja-voy, compro la gasofa y vuelvo- bastante difícil de compaginar con una enajenación.

    De hecho, por eso han considerado la enajenación transitoria.

    Continúa en siguiente comentario...

    ResponderEliminar
  16. De hecho, por eso han considerado la enajenación transitoria.

    Bien, como le digo, tengo dudas, pero acepto la versión judicial de que no existió premeditación y los atenuantes considerados. Acepto la sentencia de prisión acordada.
    Usted es el que pide clemencia.

    ¿Me puede decir en qué se basa para pedir clemencia?
    Hasta donde alcanzo, se basa usted, meramente, en una información periodística incompleta, tergiversada y sesgada.
    NO conoce usted la sentencia de los tribunales, ni de primera instancia, ni del Supremo ni del Constitucional.

    NO conoce usted la sentencia del primer juicio, el de la violación, ni los argumentos que usó la defensa, ni los peritajes, ni las acusaciones.

    NO conoce usted la opinión de la familia del muerto, ni sobre el primer juicio, ni sobre el segundo (el del asesinato) ni sobre los recursos, ni sobre la petición de indulto

    NO sabe usted si la asesina fue condenada a reparación económica que apuesto que sí; por canalla que fuese un asesinado, todo asesino está obligado a reparar el daño causado a viuda y huérfanos- ni si cumplió, o se declaró insolvente.

    NO sabe usted si la asesina ha pedido perdón a la familia del muerto (apuesto a que no, tal y como lo enfoca la prensa)

    De hecho, TAMPOCO SABE si el violador pidió perdón a la niña o su familia, aunque creo que no será así, en caso de que él defendiera su inocencia hasta el final.
    NO sabe usted si la asesina ha expresado su arrepentimiento por el hecho.

    Continúa en próximo comentario...

    ResponderEliminar
  17. NO sabe usted los antecedentes psicológicos y sociales de la asesina, ni su comportamiento durante el año que ha estado encarcelada, ni la opinión de los servicios psiquiátricos de la cárcel, sobre una posible repetición del caso en caso de creerse perjudicada (tenga en cuenta de que hay testigos que dicen que está en juicios con medio pueblo)

    NO se ha molestado usted en realizar una búsqueda en Google que a mi me ha llevado cinco minutos- para conocer algún aspecto más del suceso

    Por si quedara alguna duda, no me une ningún parentesco ni conocimiento anterior con la familia del violador/muerto; ahora bien, a diferencia de muchos de ustedes, creo en la Justicia española.

    Tengo observado que salvo excepciones contadas, véase juez Hidalgo, o Gemma Gallego- los jueces españoles son honestos, inteligentes, veraces, y cuando dictan una sentencia, en general, tienen buenas razones para hacerlo así.

    Así que suelo procurar leer las sentencias antes de decir cosas como la justicia es un cachondeo y cosas por el estilo.

    Y, desde luego, JAMÁS me baso en una simple información periodística para pontificar sobre lo que debe, o no, hacerse, con un caso ya fallado.

    Y, por cierto, pues como que me da mala espina el evidente cambio de versiones de la asesina que la Acusación Particular ya puso de manifiesto; porque, sabe usted, un aforismo judicial dice que quien defiende la verdad no tiene que mentir

    Así, le hubiera bastado, como digo, cinco minutos, para comprobar que, si el Supremo ha rebajado la pena a cinco años, pero no más, y el Constitucional lo ha confirmado, pues igual era por algo ¿no?

    Según usted, la peticionaria del indulto, con el tiempo que ha pasado en la cárcel ya ha tenido suficiente. O sea: un asesinato (como tal lo cataloga el Supremo, aunque considere circunstancias atenuantes) mediante incendio, con lesiones a otra persona y estragos, ya ha tenido suficiente con un año y quiere que se le apliquen medidas de gracia especiales sin arrepentimiento ni hasta donde sabemos- reparación.

    Una agresión sexual a una niña sin penetración (repito que debió llevar mucha polémica la consideración de violación, dado el Código Penal español), según parece, no le parece cumplido con ocho o nueve años de cárcel, no ha tenido suficiente para usar sus propias palabras, pues le parece justificado que le prendan fuego tras rociarle de gasolina.
    En Derecho existe una cosa que se llama proporcionalidad ¿sabe usted? Y por mucho que a los bibianos les moleste, hasta el momento, un asesinato es un crimen peor que una violación.

    Y por enésima vez: no, no defiendo al violador: nueve años de condena, pues bien hecho; como si le hubieran metido veinte.

    Pero aún me tienen que demostrar por qué hay que indultar a una asesina cuyo caso ha sido revisado por todos los tribunales de España, sin arrepentimiento y tras un año escaso de condena.

    Continúa en próximo comentario...

    ResponderEliminar
  18. @Pinchito, pues tienes razón, pero hemos evolucionado en la sociedad en una dirección, como decía yo antes, en que hay "delitos buenos" y "delitos malos".

    Hace unos años, siendo un adolescente, me salieron al paso unos cuantos pandilleros y me pusieron una navaja en el cuello. Les solté la pasta, claro, pero querñían pasar un rato agradable y me abofetearon, me escupieron, me insultaron, para ver si les respondía y me "ganaba" una paliza.

    Me tragué la rabia y me fui a casa con dos tortazos y cien duros de menos, Algún amigo mío no fue tan afortunado, días más tarde, y se llevó alguna golpiza.
    Las pasé de a kilo, claro; hubo momentos en que creí que me iban a matar.

    las denuncias por hechos como el relatasdo no solían ser muy efectivas, y concluían en días, como mucho, de arresto.
    Ahora imaginen que me dejan a MI juzgarlos y condenarlos.
    Evidentemente, de la perpetua no bajo.

    Quiero decir con ésto que resulta imbécil la tendencia actual de algunos foros de opinión a juzgar y condenar los delitos por el "daño moral subjetivo" padecido por la víctima. Es una barbaridad jurídica en los casos de terrorismo, pero también lo es en los casos de maltrato o violación.

    Que la víctima sufre, de acuerdo. Pero ¿quién sufre más? ¿Sufre más Alcaraz por perder a un hermano por el terrorismo de ETA que yo, si pierdo un hijo por una paliza de un "Latin King"? ¿Sufre más la víctima de un abuso sexual que un rehén en un atraco de un banco? Es imposible decirlo.
    Es absolutamente antijurídico dejar a las víctimas juzgar, mediante presiones mediáticas o políticas, a los delincuentes.

    Y soy consciente de que yo puedo sufrir, en cualquier momento, un caso en mis carnes... pero no deberían dejarme a mí juzgar a los delincuentes. Eso, seguro.

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias Turrión por la interesante aportación que haces. El objetivo de este blog es generar debate y profundizar en la realidad que nos rodea. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias a ti Francisco por este espacio de opinión y de debate, y por tu interesante blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. A ver: aquí se habla mucho de JUSTICIA......pero es lo que menos se ve en toda esta histori es eso o sea verdaera justicia.Yo fui poli,soy hijo,sobrino y nieto de poli y por lo que he visto me hice maestro de escuela y taxista.Por donde yo creci los delitos de estupro,pedofilia ,
    incesto ,drogas y otros nos dejaban a todos los de la comisaria a ratos con la boca abierta. Y la "Srta" justicia brillaba por su ausencia. El acusado ---en el 90% de los casos--- tenia un contacto en alguna jefatura o Gbno o en la policía y salía "acusado" de mal estacionamiento de la bicicleta !!!!.
    No creo en la justicia en este país,este país requiere URGENTEMENTE justicia.....pero no la veo llegar. Por lo tanto vamos al precipicio de las :Me LAS TOMO POR MIS PROPIAS MANOS y al infierno con todos los discursos legales/constitución y etc:s .
    Gracias a los que escriben en este blog.
    Atte.
    un ex poli.
    "Gonzalez", Galicia
    14-08-22

    ResponderEliminar
  22. Las leyes de un estado de derecho y las penas impuestas deben estar orientadas a la rehabilitación del posible reo y no con el objetivo de venganza. Para eso los matamos a todos y ya está.Todos debemos exigir para los demás las penas y las prehebendas que nos gustaría que nos aplicasen a nosotros si nos viesemos en la misma situación.Y me refiero a la situación de cada un,victima,verdugo y familiares de ambos.

    ResponderEliminar
  23. Sin quitar importancia a una violacion, pero, sin ninguna duda, el peor de los delitos es el asesinato, porque es el único en el que siempre hay una o más personas muertas. Y, por desgracia, cada vez que una mujer mata a un hombre o a sus hijos, aparece la excusa de que sufríaaalgún tipo de trastorno mental, sea este transitorio o permanente. Y el gobierno hizo bien en no conceder el indulto. No se pueden sentar peligrosos precedentes que hagan ver que cualquier mujer puede irse de rositas tras matar a un hombre.

    Arivalia

    ResponderEliminar