martes, 21 de febrero de 2017

Cobardes amenazas sin rostro

Hasta hace escasos años cuando se criticaba cualquier cuestión relacionada con las políticas de la “izquierda” se recibían replicas en los medios de comunicación en algunos casos, en otros alguna llamada telefónica dialogante y aclaratoria, lo cual era normal, ya que el criterio del criticado era libre, pero jamás se recurrían a acciones similares a las utilizan los partidos de la derecha cavernícola con correos o mensajes amenazantes, campañas de desprestigio hacia quienes luchamos sin cobrar un céntimo por lo que consideramos justo.

Actualmente y en concreto en el tema de la fosa común del cementerio de Las Palmas mi capacidad de asombro ha sido superada, eso ya es difícil, con todo lo que vivido y sufrido en la lucha de mi familia por recuperar esos restos, por dignificar a las miles de personas que fueron asesinadas en Canarias por defender la democracia, la libertad, los derechos de la clase trabajadora.

Ya en las redes sociales había visto la indignación y en muchos casos los insultos de esas personas cuando se cuestiona su mala gestión institucional, posiblemente porque consideran que cualquier crítica les hace daño a su imagen política recurriendo a otros métodos que rozan el fascismo.

Lo que más me sorprende es que esos correos a medios de comunicación donde colaboro para que me veten, esos mensajes privados a personas que respaldan esta lucha, vengan de un partido que proclama valores de la izquierda socialdemócrata, pero que en otros puntos del estado se moja y está exhumando fosas o denunciando el terrorismo de estado de un régimen altamente corrupto.

Estos privados, estos correos tienen nombres y apellidos, están vinculados a quienes nos niegan la exhumación de esta fosa común, a un concejal en concreto, a concejalas y concejales de lo que llaman “partido del cambio”, a una organización en la que tengo amigas y amigos que cada día me manifiestan su sincero apoyo y solidaridad en la calle o en las redes.

Sinceramente esto no me enfada, ni siquiera me preocupa, más bien me entristece que se pueda llegar a estos niveles de bajeza moral, actuando de esta forma vergonzosa contra personas que estén de acuerdo o no hemos sido víctimas del terror fascista, de crímenes brutales, de torturas, de todo tipo de vejaciones en la dictadura y en este sistema político que algunos siguen llamando “democracia”.

“Pa ustedes hacen” dicen los viejitos de mi pueblo de Gran Canaria, yo no tengo nada que añadir más que seguir luchando sin tregua, aunque sin argumentos te acusen de “loco”, “el loco de la fosa común”. Benditas locuras las que son capaces de cambiar el mundo y las injusticias, la santa inocencia de las ventanas abiertas y las flores liberadoras de la esperanza.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

jueves, 16 de febrero de 2017

Añicos de soledad

Saciados de amar salieron un momento de la tienda de campaña, Concha encendió un cigarrillo, el humo se extendía sobre la nebulosa de vapor que brotaba del agua enlodada del embalse.

Hacía varios días que no hablaban, solo expresiones cortas, monosílabos que surgían sobre todo en el momento de comer o besar, algún gemido en forma de palabra entre la mantas y los sacos rotos de dormir.

Llevaban días intentando subir al gigantesco pino de la leyenda, pero daban unos pasos y comenzaban de nuevo a besarse, los labios a veces sabían a ron con miel y saliva, a deseo, a sensaciones ancestrales de la adolescencia que ya habían olvidado, para volver una vez más al lecho sobre la hierba, al deseo sin medida.

Había tanto que contarse, tanto destrozo interior en aquel viaje antes de encontrarse en la casa de Julia, tantos laberintos de dolor de los que parecía imposible encontrar una salida, la eterna liberación desde el abismo, un huequito insignificante en el naufragio.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

martes, 14 de febrero de 2017

El mágico olor del mar desde el infierno

La función de Roberto Bordón era trabajar en las labores de organización de las cientos de miles de personas que llegaban en los trenes al campo de concentración y exterminio, mujeres y hombres, niñas y niños de todas las edades, en su recorrido siniestro hasta las cámaras de gas y los hornos crematorios.

El joven de Carrizal de Ingenio en Gran Canaria, logró salir de la isla al mes siguiente del golpe de estado, en pleno agosto viajó en barco hasta la costa sahariana huyendo de los asesinatos y las desapariciones masivas, organizadas por Falange, Acción Ciudadana y la Iglesia Católica, organizadas junto a la oligarquía isleña, los dueños de las grandes haciendas agrícolas que no perdonarían jamás a quienes defendieron los derechos de las clase trabajadora, comenzaba el genocidio.

Atravesó medio continente africano hasta lograr desde Libia cruzar a Italia y tras varios meses en Nápoles dirigirse a Francia, donde pasó los primeros años del triste exilio forzoso, estableciéndose en la ciudad de Mulhouse, en el corazón de Alsacia, muy cerca de la frontera con Alemania y Suiza.

A las pocas horas de la invasión nazi ya estaba detenido, los colaboradores galos de los fascistas lo acusaron de comunista y fue trasladado a territorio alemán, para en unos meses acabar en el campo de concentración de Auschwitz II-Birkenau a 43 kilómetros de Cracovia.

Nada más llegar leyó el letrero de la entrada, Arbeit macht frei (<<(El) trabajo libera>>), entre golpes e insultos se vio arrodillado en la entrada de los hornos, a punto de ser masacrado, hasta que uno de los trabajadores esclavos de origen andorrano lo sacó hacia el viejo almacén repleto de las ropas de los asesinados. Le habló en catalán, enseguida detectó su acento, el mismo de la antigua novia, la que conoció en las jornadas formativas de la Juventud Socialista Unificada en Zaragoza.

En unos días Roberto se vio obligado a ser parte del holocausto sin quererlo, a palos tenía que tranquilizar a las víctimas que sin saber que iban a ser asesinados se desnudaban, dejaban sus ropas en las perchas de madera, gente de todas las edades, familias enteras.

-Ahora una buena ducha, luego les espera la taza de café, más tarde señores y señoras les ubicaremos en cada una de sus tareas en el campo- –Les decían minutos antes de sentir salir el gas de las cañerías, morir aplastados en la desesperación, asfixiados, amontonados en gigantescas montañas de cuerpos desnudos-

Los esclavos de los nazis tenían que arrastrarlos, llamar al doctor si alguien había sobrevivido, para al instante ser asesinado tapándoles violentamente la boca y la nariz. Llevarlos a los hornos, meterlos uno a uno en cada crematorio, el olor a carne quemada llegaba a miles de kilómetros, cada población cercana sabía que estaban quemando seres humanos.

Luego Roberto, sus compañeros, tenían que trasladar las cenizas a uno de los dos ríos en los carros, desaparecer hasta el último resto de polvo gris, no parar en todo el día sin bañarse, sin comer, solo aquel caldo con olor a residuos fecales que les obligaban a tomarse cada noche.

El joven canario solo aguantó medio mes, apenas quince días, tenía en la mente todo el rato a su madre, a sus dos hermanitas pequeñas, a los camaradas que sabía que habían sido asesinados, arrojados a los pozos, simas volcánicas y al inmenso océano dentro de sacos de plátanos por los fascistas.

No pudo más aquel lunes de febrero de 1941, no quería ser cómplice, echó a correr, se salió de la fila de sus hermanos de suplicio, el amigo Xavier lo agarro del brazo, pero se le deslizó como un gamo desnutrido entre los disparos de aquellas bestias demoníacas, sorteó cada ráfaga y herido en la espalda se lanzó contra las cercas electrificadas.

En unos instantes notó el fuerte calor, la energía que le hizo convulsionarse pegado a la alambrada, unos segundos de recuerdo de los lejanos seres más queridos, el olor al mar del sur, miró al horizonte mientras se iba para siempre, el cielo estaba rojo en aquel nuevo amanecer.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Una abuela y sus nietos marchan sin saberlo hacia la cámara de gas, durante 
la llegada de los judíos húngaros al campo de Auschwitz, entre mayo y junio de 1944.

lunes, 13 de febrero de 2017

El fabricante de lápices

En Concord, Massachusetts, llegó al mundo el 12 de julio de 1817 el fabricante de lápices, forjando una vida contracorriente de las falsedades humanas, la hipocresía y la construcción de una sociedad que siempre ha dado la espalda a la naturaleza y a todos los seres que la habitan.

Henry David Thoreau se fue pronto, ni siquiera pasó de los 45 años, pero dejó una estela de dignidad que pocos seres humanos han sido capaces de sembrar para el futuro, el sueño, el anhelo de construir un mundo mejor, donde cada especie tenga derecho a la felicidad, a navegar en este escaso viaje por la vida con la plenitud necesaria para saborear el aroma de la libertad.


Desobedecer fue su lema, confrontar pacíficamente los injustos postulados de un sistema que ya en ese siglo se imponía desde el desamor, los abusos de poder, las guerras, la corrupción política, la destrucción de la Madre Tierra, fue a la cárcel por negarse a pagar los dos escasos dolares de impuestos en señal de protesta por la guerra de los Estados Unidos con México. 

Yo trato de imitarlo desde que era niño, por eso me pierdo solo por montañas y bosques inescrutables, me entretengo mirando el vuelo de un pájaro, el sosiego y el canto en cualquier ramita de un árbol frondoso, la construcción laboriosa de sus nidos, la educación instintiva de sus crías, la fragancia de una flor, sus caprichosas formas, su deriva al viento del alba como si quisiera mostrarnos que solo con plantarse y no escapar ya se está construyendo un mundo nuevo.



El fabricante de lápices defendió a los indios, a los esclavos, a los desahuciados, a los emigrantes, a los más débiles, a los explotados, a todos aquellos que son capaces de alzarse contra el criminal neoliberalismo.

Que la existencia no sea una suma de horas de trabajo y tristezas que solo sirven para acumular temporales bienes materiales.

El caminante misterioso con su traje de pana sigue presente en el aire fresco, a veces lo veo, lo intuyo, en la magia de la niebla inundando las copas de las secuoyas, en cada mano que se convierte en puño para defender el legado de los ancestros, la herencia de las generaciones futuras, que sin saberlo ansían encontrar cuando nazcan un mundo donde todavía las abejas polinicen la esperanza.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

jueves, 9 de febrero de 2017

Del sabor de los besos

"Amada, supón que en el olvido la noche me deja prisionero".

Silvio Rodríguez - El dulce abismo

En su mundo impregnado de recuerdos, recorren este tramo angosto de vida rodeados de rostros, de voces, de risas, de un tiempo donde todavía estaban cerca los seres más queridos, madres y padres y hermanos, ese extenso universo de amor incondicional, el que ahora desconcertados observan, mientras la joven Loba se tumba adormilada entre sus sillones y la televisión, les encanta el programa de folklore, algunos concursos, el fútbol, en algunos momentos parece que están todos presentes, que nadie ha partido.

Ella prepara la comida, los olores más ricos inundan el patio, por un instante parece que oye la linda voz de su hermano Javier cantando desde el otro lado de la vida, mira por la ventana hacia el jardín y observa los pájaros palmeros retozando entre las ramas de la higuera centenaria, busca sin suerte a la pajarilla de la que un día se hizo amiga, que nunca se dejó agarrar, pero que se posaba y revoloteaba a pocos metros, cuando le daba los restos de la alpiste que sobraba del pequeño jaulón de los canarios y mosquitas.

Junto a la valla de madera la vieja Estrella tumbada, estirada sobre las baldosas, parece absorta mirando hacia los helechos, Luna la acompaña como siempre, negra como el azabache, sentada, parece sentir el devenir canino del tiempo implacable, un cúmulo inalterable de sensaciones que le acarician las orejas como una brisa fría y ancestral.

Siguen esperando que vuelva de nuevo alguien tan especial en sus largas vidas, la siguen sintiendo acurrucada en sus brazos, están tan acostumbrados al sufrimiento que parecen inmunes a la tristeza, aunque la lleven incrustada en sus corazones como una llaga, una herida que viene de atrás, de cuando se llevaron a sus padres a los campos de exterminio, los días de fusilamientos, torturas y desapariciones.

Los fantasmas están siempre presentes en cada rincón de la vieja casa, el olor de aquel asadero, las papas con huevos fritos, el ron de Arucas, las risas de Frasquita, de Manolo, de José, de Juan, las conversaciones a media voz del viejo Tejera con sus camaradas en los tumultuosos años clandestinos.

¿Quizá todo sea un sueño?

Se que lo piensan cuando pasean del brazo cerca del mar, los atardeceres son más rojos con el tiempo, como el deambular silencioso de las aves en el cielo, lejanas, atravesando el viento hacia aquel remoto espacio de ternura.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

"Amantes"  de Ana Juan, "11 expresiones de amor"

miércoles, 8 de febrero de 2017

De acuarios, fosas comunes y violencia política

Ya el PP en la anterior corporación municipal del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria mostró su siniestro rostro franquista, Cardona, el alcalde amigo de constructores y feriantes de animales salvajes dejó bien claro cuales eran sus “sensibilidades”, si es que en una mente ultra conservadora puede existir esa bonita palabra.

El alcalde del partido de la Gürtel cerró las puertas con todo tipo de excusas ridículas y dilaciones a la exhumación de la fosa común del cementerio de Las Palmas, cuestión que entendimos porque el franquismo sigue vivo en ese partido, lo dirigen los herederos directos de la dictadura.

En su vergonzosa gestión nada más tomar posesión pisó la cabeza de las miles de trabajadoras y trabajadores de esta institución municipal, con todo tipo de de acciones de sus particulares perros de presa, con amenazas, recortes, reformas y otras mierdas, más tarde en su vergonzante empeñó se sacó de la manga un acuario-cárcel de animales marinos para sus colegas del zoológico tinerfeño Loro Parque, denunciado por distintas organizaciones internacionales de conservación y protección de la fauna por maltrato animal.


El relevo de la ignominia en acuarios y fosas comunes lo ha recogido el nuevo gobierno PSOE-Podemos-Nueva Canarias, “Ayuntamiento del cambio”, se definen con pomposa falta de respeto.

¿De qué cambio hablan?

¿El de seguir avergonzando a las personas de bien que en todo el estado español exigen la dignificación y recuperación de los restos de quienes fueron asesinados por defender la democracia y la libertad?

¿El de encerrar para siempre en piscinas y peceras cloradas a miles de animales marinos?

Ambos, el anterior gobierno municipal de la derecha neoliberal y el actual de la supuesta “izquierda” edulcorada, rendida, arrodillada ante un sistema criminal, ejercen la misma violencia política, la de negar a las familias la posibilidad de recuperar los restos de sus muertos, de sus seres queridos, para enterrarlos dignamente, la de encarcelar seres mágicos para enriquecimiento de mercaderes de la explotación animal.

Los dos, unos y otros, socialdemocracia palanganera y derecha cavernaria, “unidos” en la miseria humana, joden vidas, dilatan en el tiempo la apertura de un enterramiento del horror fascista, para que los viejos y viejas se mueran sin hacer realidad el sueño de acariciar esos cientos de huesos amados, entregan a especuladores suelo público a coste cero para montar su gigantesca pecera de la vergüenza, se ríen de las víctimas del franquismo, benefician a quienes no tienen escrúpulos para llenar sus cuentas corrientes con dinero manchado de sufrimiento y codicia.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

sábado, 4 de febrero de 2017

Desde el libertario aroma del Vallès

El tren de Sabadell a Barcelona salía casi siempre puntual, solo había que bajar la interminable y empinada escalera para encontrarse con aquella serpiente de hierro, dispuesta siempre al viaje, “los catalanes” les llamaban en aquel Vallès tan masacrado, testigo directo del genocidio sobre los obreros que luchaban por un mundo mejor en los años 30.

Fue una coincidencia sentarnos mi hija y yo junto a aquel señor mayor trajeado, incipiente barba blanca, pañuelo rojo al cuello, con una bolsa de plástico sobre sus muslos, “regalos para las nietillas” nos dijo, enseguida detectamos su acento isleño, cadencioso, con esa paz en cada palabra.

-Nosotros también somos canarios –le dijimos-

El hombre nos miró sorprendido, jamás imaginaba encontrarse paisanos en aquel lugar tan lejano de los vientos alisios, donde lo más parecido al Pinar de Tamadaba era ese bosque a pocas estaciones de la ciudad de Gaudí, aquel espacio de paz donde nos dijo que solía perderse, precisamente cuando no le quedaba más perspectiva que verse reflejado en los ojos puros de las dos chiquillas de Ciudad Lineal que tanto amaba.

Menos de una hora entre esos frondosos valles, la excusa para la charla, nos habló del exilio en la Argentina huyendo de los crímenes fascistas masivos en Canarias, de su militancia en la CNT del barrio de Arenales en Las Palmas, de sus anarcas queridos, de las detenciones, las desapariciones de sus compañeros, de aquella noche en que le arrebataron lo que más amaba, la sonrisa de Alicia cuando se la llevaban en los camiones de la muerte para no verla más.

En la estación de Plaza Catalunya nos despedimos entre la multitud, Famara le dio un beso, la abrazó, le dijo “canarita linda, cuida de este camarada, jamás lo dejes solo, porque la vida es una serpiente de dos cabezas que nos da todo y también nos puede dejar sin nada".

Nos abrazamos y Fermín Robaina, “El libertario”, me dijo al oído que todavía seguía oliendo el salitre del barrio marinero de San Cristóbal, los dos sabíamos que no nos volveríamos a ver, que este viaje sería tempestuoso porque ambos habíamos elegido el camino de la lucha por la gente oprimida, pisoteada por un estado criminal, que el fascismo seguía vivo en España, en Catalunya, en Canarias, en el transcurrir silencioso y triste de aquel febril año 2014.

Se perdió solo entre la gente con su lento caminar, casi encorvado, sus bolsas aferradas a su pecho, camino de la salida, hacia el infernal ruido de la que un día fue la heroica Barcelona, ciudad abierta a la esperanza, al devenir autogestionario de la utopía.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Ofensiva en la calle Diputación de Barcelona, 19 de julio de 1936

jueves, 2 de febrero de 2017

Rodríguez Zaragoza y sus "juegos" miserables

El sufrimiento de quienes tienen que dejar su tierra para buscarse la vida en otros países, no parece ser problema para el ínclito viceconsejero de Acción Exterior del Gobierno de Canarias, Pedro Rodríguez Zaragoza. Su pelotuda y vergonzosa forma de actuar lo lleva a cometer otra de sus esperpénticas sandeces, una auténtica exaltación a la estupidez humana, al ser pillado jugando al solitario en el pleno del Consejo General de Ciudadanía Española en el Exterior celebrado en Madrid.

Este órgano que asesora al Gobierno del Estado sobre cuestiones de emigración y además está adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, no es importante para el señor Zaragoza, prefirió ocupar el tiempo de la reunión jugando apasionadamente con su tableta cual chiquillaje ocioso, importándole un carajo la problemática de las personas que en su mayoría se van de Canarias y otros puntos de España huyendo de un régimen que les condena al desempleo, el hambre y la miseria.

Se lo pasó genial Zaragoza según se ve en las grabaciones, incluso se permitió chascarillos y bromas con otras de las participantes, como si las intervenciones y debates no fueran con su rollito y sus pronunciados bigotes, descojonado en plena juerga mientras le pagamos con nuestros impuestos miles de euros en sueldos, dietas, hoteles de lujo, restaurantes caros y viajes en primera clase.

Este tipo que lleva muchos años ocupando todo tipo de cargos de designación política de forma encadenada y consecutiva, desde la primera etapa en el Gobierno de Canarias del presidente Manuel Hermoso, ha avergonzado a las millones de personas que hemos visto en TV dicha grabación.

Él peculiar figura se ríe en la cara de los canarios y canarias de dentro y de fuera de esta tierra masacrada por corruptas políticas neoliberales, donde uno de cada tres niños sufre malnutrición según datos de Unicef y Save The Children, con todo tipo de siniestros récords en desempleo, familias sin ingresos, suicidios por motivos económicos, cientos de miles de personas que sobreviven en la exclusión social, mendigando ayudas sociales y comida en los bancos de alimentos.

Pero claro, como todas las aberraciones de esta vergonzosa banda del coche oficial y el pelotazo fácil, esto se soluciona pidiendo perdón públicamente, igual que hizo el rey mata elefantes, junto a miles de sinvergüenzas que están destrozando la vida y el futuro de millones de ciudadanos en todo el estado español.

La palabra “dimisión” parece que no existe en los diccionarios de quienes viven del cuento de la política y el abuso, nadie toma medidas porque también son cómplices de los “jueguitos” y zarandajas de sus coleguitas

¿Cual será la siguiente machangada de estos vividores?

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

miércoles, 1 de febrero de 2017

Arsenio y el terrorismo eléctrico

No solo matan de frío a familias enteras permitiendo a la corrupta mafia de las eléctricas subir la tarifa de la luz, ahora colocan a un fascista antiguo miembro de la organización terrorista “Guerrilleros de Cristo Rey”, antiguo jefazo de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, como consejero de Red Eléctrica España.

El gobierno del monarco-franquista régimen español no va más en su deriva del vale todo, premiando a los suyos con sueldazos sin tener ni puta idea de energías, pero sí de llenarse los bolsillos del dinero de todos y todas, de la sanidad, de la educación, de los servicios sociales.

Nombrar a este condecorado falangista de pro, amigo íntimo del ultraderechista y tarambana presidente Rajoy, como consejero de este engendro para enriquecer cuatreros, donde el primer accionista a través del SEPI es el estado español, supone un atentado terrorista a lo que esta gentuza llama “democracia”, “estado de derecho”, premiando a un requeté con este nombramiento de la mano de la presidenta de este órgano, la aristócrata y marquesa Carmen Gómez de Barreda Tous de Monsalve y otras mierdas.

Este cadenero y oscuro personaje de brazo en alto y cruz gamada fue cesado el 18 de noviembre de 2016 con una retribución anual de 107.172 euros.

Según la memoria anual de Red Eléctrica, los miembros del consejo percibieron en el 2015 (último dato disponible) una retribución de más de 150.000 euros, sumando fijos y dietas por asistencias a reuniones. Su presidente, José Folgado, se embolsó ese año 707.000 euros.

Estos son los que suben la tarifa eléctrica a las familias de la clase trabajadora del estado español cuando más frío hace en este brutal invierno, sin duda son terroristas que merecen ser linchados por el sufrido pueblo.

Ahora tienen a un fascista entre sus filas, no sabe de lo que va el asunto, pero sí tiene claro que hay que pisar la cabeza de las familias más humildes.

Más basura marca España.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Arsenio en pleno éxtasis rememorando sus años en los fascistas "Guerrilleros de Cristo Rey"

lunes, 30 de enero de 2017

Tergiversación del genocidio franquista en Canarias

Oscuros intereses parecen querer tergiversar las cifras de personas asesinadas por el fascismo español en Canarias, investigadores de prestigio como el palmero, Ricardo A. Guerra o el tinerfeño, Ramiro Rivas, hablan de más de 3.000 personas asesinadas, otros historiadores más cercanos al actual régimen monarco-franquista, beneficiarios de buenos sueldos del erario público, hablan de menos de 800 muertos en el todo el territorio archipiélagico.

Esto huele a chamusquina y a descarado encubrimiento de los crímenes, existiendo datos demoledores en la memoria colectiva de cientos de personas que fueron tiradas a fosas comunes tras el preceptivo tiro en la nuca por toda la geografía canaria, lanzadas vivas a pozos, simas chimeneas volcánicas o arrojadas al mar metidas en sacos, atadas de pies y manos, con piedras dentro, muchas desde acantilados como la Marfea en Gran Canaria, otras en alta mar desde barcos de pesca. Más de 5.000 nombres de desaparecidos, cuyas familias en su gran mayoría por miedo o desinterés no han reclamado jamás la dignificación de su memoria o recuperación de sus restos.

Se amparan estos patriarcas del encubrimiento del genocidio en datos “oficiales”, curiosamente aportados por los criminales vencedores, documentación de consejos de guerra donde las cantidades exactas se confunden entre papeles repletos de mentiras y falsedades para justificar los asesinatos en cada rincón de Canarias, con datos que no hay por donde cogerlos, que tienden a tergiversar y manipular para la historia lo que realmente sucedió en este archipiélago.

Desde los primeros momentos del golpe de estado fascista en Canarias el sábado 18 de julio de 1936 se produjeron más de 10.000 detenciones, se desbordaron las prisiones y campos de concentración o de exterminio, y por ese motivo se habilitaron centros de internamiento como los de La Isleta o Gando en Gran Canaria o el de Los Rodeos y la prisión de Fyffes en Tenerife.

La mayoría de las personas fueron detenidas sin proceso judicial abierto, siendo estas las principales víctimas de las brutales torturas, asesinatos indiscriminados y desapariciones masivas.

En esta tesitura es vergonzoso afirmar que los asesinatos no pasaron de 800, alimentando de esta forma lo que los fascistas siempre quisieron, que jamás se supiera la amplitud y magnitud del genocidio en las Islas Canarias, edulcorando la tipología de estos crímenes masivos de lesa humanidad, las palizas, la violaciones a mujeres, el elevado grado de sadismo, las miles de personas desaparecidas en toda la geografía isleña en una estrategia criminal que contó con el beneplácito y participación directa de la burguesía isleña, de las bendiciones de la Iglesia Católica, la intervención de los militares y pistoleros criminales de Falange y Acción Ciudadana.

A estos datos escalofriantes hay que añadir el número de canarios que fueron asesinados en los campos de concentración nazis, los miles que murieron en la guerra civil en territorio peninsular en su inmensa mayoría defendiendo la República, los fallecidos en el exilio, los presos que enfermaron en las cárceles y campos de exterminio enterrados de forma clandestina en fosas comunes de las islas.

Como familiar directo de personas asesinadas por el franquismo en Canarias me parece una vergüenza que estos elitistas próceres del academicismo tergiversen la realidad histórica, vomiten ese elitismo clasista de los muertos de primera y de segunda, incluso de tercera, como mi abuelo Francisco González Santana, enterrado como un perro en la fosa común del cementerio de Las Palmas junto a más de 120 camaradas asesinados sin que su Ayuntamiento, propietario de ese cementerio, facilite su exhumación.

Me recuerda esta situación a los historiadores del nazismo, a los grupos neonazis del planeta que rebajan las cifras del holocausto, que acusan a los activistas  de la memoria e historiadores serios y comprometidos de inflar las cifras de los millones de asesinados por los sanguinarios ejércitos del III Reich.

La verdad siempre será revolucionaria y por mucho que traten de tapar los crímenes fascistas masivos en canarias, en todo el estado español, jamás podrán borrar el rostro valiente de la justicia y la dignidad, la verdadera memoria democrática, la que se alza desde el corazón de la clase trabajadora, las voces heroicas de la reparación y la justicia.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es

Prisioneros en el campo de concentración de Fyffes (Tenerife)